Publicaciones » Miembros SEÑ

Efectos del consumo de probióticos sobre el sistema inmunitario y la microbiota intestinal de adultos sanos.

Miembros SEÑ   |   1 de septiembre de 2015 Date   |  

NOMBRE DE LA TESIS: Efectos del consumo de probióticos sobre el sistema inmunitario y la microbiota intestinal de adultos sanos.

NOMBRE DE LA DOCTORANDA: Noemi Redondo Useros. Grupo de Inmunonutrición (ICTAN-CISC).

El interés acerca de los probióticos ha aumentado en las últimas décadas debido a los resultados de numerosos estudios tanto in vitro como in vivo en cuanto a sus beneficios sobre la salud, más concretamente por la mejora que ejercen sobre el control de infecciones gracias a sus efectos en el sistema inmunitario (Marcos A et al, 2004, Rijkerset al, 2008). La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) recomienda la inclusión de protocolos de vacunación para evaluar el papel potencial en el sistema inmune de una cepa probiótica frente a un antígeno (EFSA, 2011). En este sentido, los Lactobacillus se consideran potenciales candidatos para elaborar estrategias de inmunización debido a que se han consumido en productos fermentados durante muchos años. De hecho, muchas especies bacterianas seleccionadas para la fermentación de productos lácteos como el yogur tienen importantes efectos anti-inflamatorios y anti-patogénicos (Hazebrouket al, 2009).

Respecto a la capacidad de los probióticos para modular la microbiota intestinal, existen estudios tanto en patologías como en sujetos sanos en los que se revela un aumento proporcional en heces del género al que pertenece la especie que se ha suplementado (Larsenet al, 2011; Lahtinenet al, 2012); sin embargo, también se han descrito cambios de mayor envergadura que afectan a la composición y diversidad global de las comunidades bacterianas intestinales (Zhang et al, 2013).

La importancia de estos hallazgos radica en que la microbiota intestinal se considera hoy día un órgano más que ejerce importantes funciones en la salud del huésped; por lo tanto, es necesario mantener una microbiota "saludable" para lograr un adecuado estado de salud (Bäckhedet al, 2012). Sin embargo, aún se desconoce cómo debería ser su composición, ya que además existe una gran variabilidad entre individuos en cuanto a grupos bacterianos (Robles-Alonso & Guarner, 2013). Por otro lado, es muy plástica y cambia en función de numerosos factores de estilo de vida (Candela et al, 2012), como el nivel de actividad física (Clarke et al, 2014), la calidad de la dieta (Mujicoet al, 2013), el consumo de productos fermentados (Granataet al, 2013), el nivel de estrés y factores psicológicos (Lyte M and Cryan JF, 2014) entre otros, y por ello es importante considerarlos como potenciales herramientas para modularla y lograr un óptimo estado de salud. Es interesante analizarlo en poblaciones sanas, sin enfermedades crónicas, a las cuales se pueden dirigir recomendaciones para mejorar los factores de estilo de vida que podrían estar afectando a su microbiota intestinal y por tanto a su bienestar.

Los principales objetivos de la tesis doctoral son:
a) analizar el efecto de la cepa prebiótica Lactobacillus coryniformis CECT5711 sobre el sistema inmune de adultos sanos con el objetivo de evaluar su capacidad coadyuvante en un modelo de vacunación; b) analizar el efecto del consumo de prebióticos sobre la microbiota intestinal de adultos sanos c) analizar la relación entre factores de estilo de vida y microbiota, incluyendo la calidad de la dieta, la cantidad de actividad física, el nivel de estrés, la calidad del sueño o factores psicológicos, entre otros.

Bibliografía
-Marcos A, Wärnberg J, Nova E, Gómez S, Alvarez A, Alvarez R, Mateos JA, Cobo JM. The effect of milk fermented by yogurt cultures plus Lactobacillus casei DN-114001 on the immune response of subjects under academic examination stress.Eur J Nutr. 2004; 43(6):381-9.

-Rijkers GT, Bengmark S, Enck P, Haller D, Herz U, Kalliomaki M, Kudo S,Lenoir-Wijnkoop I, Mercenier A, Myllyluoma E, Rabot S, Rafter J, Szajewska H,Watzl B, Wells J, Wolvers D, Antoine JM. Guidance for substantiating the evidencefor beneficial effects of probiotics: current status and recommendations forfuture research. J Nutr. 2010;140(3):671S-6S.

-EFSA Panel on Dietetic Products, Nutrition and Allergies (NDA). European Food Safety Authority. Guidance on the scientific requirements for health claims related to gut and immune function. EFSA Journal 2011; 9(4):1984.

-Hazebrouk S, Pzrybylski-Nicaise L, Ah-Leung S, Adel-Patient K, Corthier G, Langello P, Wal JM. Influence of the route of administration on immunomodulatory properties of bovine beta-lactoglobulin-producing Lactoabacilluscasei. Vaccine. 2009; 27 (42):58000-5.

-Larsen N, Vogensen FK, Gøbel R, Michaelsen KF, Abu Al-Soud W, Sørensen SJ, Hansen LH, Jakobsen M. Predominant genera of fecal microbiota in children with atopic dermatitis are not altered by intake of probiotic bacteria Lactobacillus acidophilus NCFM and Bifidobacteriumanimalis subsp. lactis Bi-07. FEMS Microbiol Ecol. 2011;75(3):482-96.

-Lahtinen SJ, Forssten S, Aakko J, Granlund L, Rautonen N, Salminen S, Viitanen M, Ouwehand AC. Probiotic cheese containing Lactobacillus rhamnosus HN001 and Lactobacillus acidophilus NCFM® modifies subpopulations of fecal lactobacilli and Clostridium difficile in the elderly. Age (Dordr). 2012;34(1):133-43.

-Zhang H, Sun J, Liu X, Hong C, Zhu Y, Liu A, Li S, Guo H, Ren F. Lactobacillus paracasei subsp. paracasei LC01 positively modulates intestinal microflora in healthy young adults. J Microbiol. 2013;51(6):777-82.

-Robles-Alonso V, Guarner F. Progress in the knowledge of the intestinal humanmicrobiota. Nutr Hosp. 2013;28(3):553-7.

-Candela M, Biagi E, Maccaferri S, Turroni S, Brigidi P. Intestinal microbiota is a plastic factor responding to environmental changes. Trends Microbiol. 2012;20(8):385-91.

-Clarke SF, Murphy EF, O'Sullivan O, Lucey AJ, Humphreys M, Hogan A, Hayes P,O'Reilly M, Jeffery IB, Wood-Martin R, Kerins DM, Quigley E, Ross RP, O'Toole PW,Molloy MG, Falvey E, Shanahan F, Cotter PD. Exercise and associated dietaryextremes impact on gut microbial diversity. Gut. 2014;63(12):1913-20.

-Mujico JR, Baccan GC, Gheorghe A, Díaz LE, Marcos A. Changes in gut microbiotadue to supplemented fatty acids in diet-induced obese mice. Br J Nutr. 2013;110(4):711-20.

-Granata M, Brandi G, Borsari A, Gasbarri R, Gioia DD. Synbiotic yogurtconsumption by healthy adults and the elderly: the fate of bifidobacteria and LGGprobiotic strain. Int J Food SciNutr. 2013;64(2):162-8.

-Lyte M and Cryan JF.Microbial Endocrinology:The Microbiota-Gut-BrainAxis in Health and Disease. 2014. Volume 817.New York.

 

Filtrar búsqueda


Texto:

Categoría:
Subcategoría:

Buscar por fechas:
desde
hasta